16 nov. 2013

Drogas Malas

Que fantástico día hace hoy, sí señor. Nada, me he levantado en plan: el sol no sale, pues yo tampoco y tan tranquila. He ido a hacerme el desayuno y mientras calentaba mi café en el microwave he empezado a pensar en la cantidad de drogas malas que consumimos.  Que en realidad, aunque no nos demos cuenta somos una panda de yonkis atontados. Empezando por la Nutella.  Qué fácil es que me seduzcas con tu aroma e intenso sabor a avellanas, tan tan sugerente…evocando al paraíso en cada mordisco. Te amo hoy y siempre.

Pero vamos que la cosa no acaba aquí. ¿Qué me decís de la serie de rigor? Acaba la temporada y tú estás como: Vale, no sé qué hacer ya con mi vida más. Inventaos un nuevo personaje, el hijo del primo del sobrino por dios, que haga algo, un suicidio repentino ,  plot twist: es todo un sueño, se acaba el mundo, el chico se casa con el caballo o ALGO ASÍ.
Yo es que tengo un problema, y es que cuando me gusta algo, no me gusta, sino que toda mi vida pasa a girar en torno a la cosa en cuestión. Como cuando me aficioné a La Cúpula (Under The Dome) y me vi la temporada entera en dos días. Y justo cuando acabé pues me puse a investigar sobre la temporada siguiente o yo que sé, spoilers o algo. Pues descubrí que hasta dentro de un año nada de nada y contemplé la automutilación como posible método evasivo.

Otro tema son ya las bebidas espirituosas (????, nunca he acabado de entender bien este término pero siempre le he tenido respeto, por si acaso). Que chico, vas a la típica merendola de tarde, empiezas con una CocaCola pero acabas con 3, y tu todo unch unch “stanochenoduermo”.

Y eso ya sin hablar de la típica bolsa de patatas fritas, que aunque no sean específicamente Pringles, cuando haces Pop no hay ni stop ni stap, te comes toda la bolsa a lo gordo desesperado.

¿Qué hay de la palabra GRATIS? Madre mía, lo que estamos dispuestos a hacer cuando visualizamos el concepto. ¿Qué tengo que correr por la calle haciendo hula-hop mientras canto a cambio de una pelota de futbol de merchandising que no voy a usar en mi vida porque ni siquiera me gusta el futbol?  Tranqui que te lo hago,  y tres veces si hace falta, porque es GRATIS y tengo problemas de control cuando veo escrita esa palabra.

Por mi parte, también debo añadir que esto de subir fotos al instagram con 94059340 hashtags me tiene loca. Que empiezas con un #yo #guapa #shopping y acabas poniendo hashtags como #landscape #nostalgia #tattoo y mil cosas más que no tendrán nada que ver con la foto ni en 400 años.

Y hablando del tema podría hacer una enumeración de mil drogas malas que nos tienen enviciaos. No os cortéis, os invito a dejar un comentario explicándome las vuestras.

Besitos de chocolate! A poder ser de abundante y delisiosa nutella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario