10 jul. 2014

In the land of Gods and Monsters (I: Warm up)

Yo nunca he sido muy de ir a festivales, porque soy alternativa y moderna pero en términos musicales yo soy muy del indie que conoce todo el mundo, como los Jonas Brothers y Abraham Mateo.

*Para la gente que no conoce mi cachondismo: lo de antes es broma máxima, esconded las piedras.

El caso es que yo estaba tranquilamente en mi casa surfeando en la red (es una expresión vintage) cuando me encuentro ni más ni menos con que Lana Del Rey ha sido confirmada para el Vida Festival 2014 que se celebraría en Vilanova i la Geltrú a principios de Julio. Dado que no pude ir a verla al Sónar 2012, ni al Festival Jardines de Pedralbes ni al Paradise Tour que pasó por Madrid, tocaba ir. Tocaba ir mucho.

Y es lo típico que piensas: comprar entradas e ir. Easy task. Pues no. En mi vida las cosas fáciles no son fáciles. Claro que no. Para empezar, nadie en todo Desembarco del Rey quería ir conmigo. Y yo quería seguir pensando que no olía mal, sino que simplemente la gente tenía gustos musicales muy diferentes. Necesitaba autoconvencerme sobre el tema cada día para salir adelante de forma íntegra. Incluso mi madre, se ofreció para acompañarme y yo en plan:

"Mama, no pienso dejar de ser popular"

Y los dias pasaban hasta que una muy amable y preciosa señorita (@aleboat) me informó de que nos ibamos a ver a Lana!!! Mi reacción fue algo como: "OMG OMG OMG U TELLIN ME WE GOIN? Instant Nirvana"

Vale, ya tenia compañero de aventuras! Ya solo me faltaba la entrada. Easy task. De nuevo, no. Por supuesto que no. 

1. Coordinate con tu compañera de concierto que está en Los Ángeles para comprar la entrada a la misma hora no vaya a ser que pase algo de por medio y se agoten a la vez o caiga un rayo y destruya el servidor (yo que se) y una se quede con entrada y la otra sin. No me mireis con esa cara, que lo de la coordinación lo hacemos todos.

2. Estais juntas comprando la entrada al mismo tiempo pero tu Visa que ha funcionado siempre SIEMPRE de forma óptima para comprar por internet, hoy no va. El banco te informa de que necesita un número de teléfono para completar la transacción (????????????). Puta vida, piensas, pero sigues leyendo y ves que puedes facilitar el teléfono por internet así que no te preocupas y te dispones a ello.

3. Tu amiga tiene ya su entrada desde hace tres horas pero tú aún sigues pululando por la página del banco para darles el p* número de teléfono para poder validar la visa para poder pagar la entrada para poder ir a ver a Lana del Rey.

4. Encuentras la página del banco donde puedes facilitar tu movil. Metes el número. Ahora te pide un código secreto. Me estás vacilando, ¿no?

5. Vas al despacho donde están todos los documentos y para variar no encuentras la tarjeta con los códigos. Era de esperar, nunca encuentras nada. Media hora después aparece metida en un sobre dentro de un folder transparente que a su vez está dentro de una carpeta que no tenia nada que ver. Vale gracias.

6. Vuelves al ordenador a meter el código. El código es correcto. No se puede completar la operación. Diríjase a su oficina más cercana. Son las 12 de la noche. 

7. Vuelves y le dices a tu amiga que no has podido pagar tu entrada pero le puedes hacer una transferencia y que ella te compre una entrada al momento.

8. Tu amiga te compra la entrada. Cuando le va a salir el PDF con tu código de barras y todo el percal, la página hace automaticamente refresh. Le pasan el cargo en su cuenta del banco. En ninguna parte aparece como que haya comprado la entrada. Tampoco le envían el PDF.

9. Ella tiene entrada y tú no. A estas alturas son las tantas de la madrugada y al día siguiente tienes prácticas y te levantas a las 6:30. Habrá que irse a la cama, ¿no?

10. No duermes nada en toda la noche. Sabes que estás mal de la cabeza pero no puedes dormir macho.

11. Sales de las prácticas con una llamada perdida desconocida. Llamas y son los de atrápalo. "TOOOOOOOMA me van a dar mi entrada", piensas. "Pero espera, si era mi amiga la que la compró, por qué me llaman a mi?"  

12. Buenos días Señorita Carla (Nunca me llaméis señorita porque solo puedo pensar Sexy Señorrrita Waiticonteia) anoche no pudo formalizar su pago por algún problema con el banco, le interesa finalizar la compra? NO. NO QUIERO FORMALIZAR LA COMPRA. QUIERO QUE LE ENVIEIS EL PDF A MI AMIGA O QUEMO LA SEDE.

13. Esa misma noche me infoma mi chachicompañera de que ya le han devuelto el dinero y ha vuelto a comprarme la entrada. Y me adjunta el PDF.

Un mes y 42€ menos después llegó el tan-esperado-día, pero eso lo dejo para la próxima entrada.

1 comentario:

  1. Poca cosa, vaya, lo típico de cuando compras una entrada. Me ha pasado miles de veces, sobretodo lo de que me llamen SEÑORRRRRITA.

    Un besasso

    ResponderEliminar