13 ene. 2014

Os voy a explicar...

lo que es un Flea Market. Que es básicamente lo que viene siendo un mercadillo de segunda mano de toda la vida, pero con nombre cool y gente moderna. De estos a los que no te acercarías ni de coña si tuvieran otro nombre, pero como se llaman Flea Market pues vas. Para los que no os hayáis quedao con la copla, Flea Market se traduce como "Mercado de Pulgas", lo que es sin duda, un nombre muy sugerente y atractivo. 

El caso es que la primera vez que entre en contacto con este concepto de independent shopping fue en Berlín. Y como soy una top shopper pues me planté allí. Y fue una experiencia curiosa, un poco como mi vida en general. Por que si hubiera querido podría haber comprado hasta una vajilla de la Cartuja de Sevilla para mi madre, dársela como recuerdo y quedar como una señora. Pero vamos, que me dediqué a comprar souvenirs de guiri por los que te cobran un riñon y parte de una oreja, vamos, lo típico de una persona alternativa como yo.

En resumen, que el otro día me enteré de que se hacía uno aquí en Barcelona y con toda mi Modernor, pues tuve que ir. Y la verdad es que fue una experiencia genial ya no solo por la de cosas que se podían comprar, sino por el ambientillo. Que a mi esto de ver que venden Game Boys Color con el Pokemon Azul pues me motiva maximo, pero lo que más me mola es ver las pintas de la gente que se mueve por ahí. Hipsterismo level 40 en la escala de Richter.


Efectivamente, estáis viendo una jaula

Total, que como soy tan cosmopolita y moderna no pude volver a casa sin que me dijeran que me parecía a nosequien de Falcon Crest y además, comprarme un par de libros. Los cuales por cierto me costaron menos que un muffin de Starbucks #valors

A destacar, que mi hermana "la Afro" hiciera gala de sus dotes de economista regateando con una guiri notablemente afectada digamos que por EL TIEMPO (por no acusarla drectamente de consumo de estupefacientes porque no tengo pruebas) y se sacara un nuevo outfit de temporada por menos de 5€. Y esto, señores, es veneración. 

Vamos, que para la próxima no me lo pierdo for nothing of the world.

2 comentarios:

  1. Alaaaaa, llévame contigo, lléeeeeeevame contigo.

    For nothing of the world, mi frase prefe de toda la entrada hahahahahaha

    Besis carapaaaan :3

    ResponderEliminar
  2. Nos pones los dientes largos con tu relato y no dices donde ni cuando montan el mercado de pulgas.
    No disimules, todos sabemos que mantendrás el secreto porque quieres ser la más alternativa! Pero no estaría de mal que lo dijeras como buen alma caritativa que eres, para que el resto de la humanidad pudiera llevar su hipsterismo hasta limites que hasta ahora no había podido imaginar.

    Ah sí, y estos mercados en mi época se llamaban rastros :D

    ResponderEliminar