5 ene. 2015

Mis adorables vecinos

Hola ebribodi! Que tal el año nuevo? Las navidades? La existencia?
He fallado como blogger y lo sé pero esque para una vez que tengo vida, cuesta procrastinar (mentira). Todo viene porque he tenido un trimestre muy complicado. Trimestre del que he salido con dos canas nuevas.



Pero hoy no vengo a hablaros de eso sino de mis estimados vecinos. Todo viene porque un día haciendo zapping, echaban un capítulo repetidísiisiisismo de La que se Avecina y se me pasó por la cabeza que mi comunidad era ochenta veces peor. 



Para empezar, todo el mundo tiene perro. Es algo que mola cuando coincidís en el ascensor de 1m2 y eres una bomba alérgica. Y encima los perros son de estos cariñosos que te lamen y te rozan y te miran y mueven la colita Y NO SE ESTAN QUIETOS. 



Pero para variar el problema no son los animales sino sus dueños. Los hay para todos los gustos y colores. 

Mi vecino de abajo se dedica a chillar y pelearse con su padre porque no quiere ir al cole. Pero solo por las mañanas. En horario de 6:30 a 7 de la mañana. Le gusta hacer sesión doble los dias que no he ido a trabajar y que por tanto no he madrugado. Hace funciones especiales también los días que sabe que tienes resaca de la profunda. Es un amor.

Luego tengo a la vecina de al lado, una anciana muy simpática cuya pared del comedor da a mi habitación. Esta señora es experta en realizar conferencias Pueblo-Ciudad a la 1 de la madrugada. Le encanta reír y hablar en voz alta. Me intriga la combinación de pastillas que se toma mi señora vecina para tener energía a esas horas. Mi padre y yo sospechamos que se trata de un Poltergeist y os explicare por qué. Este verano estaba intentando dormir cuando sonó su teléfono y la señora se tiro literalmente dos horas dandole al palique a las tantas de la madrugada. Al día siguiente, harta de no poder dormir gracias a su centralita, le pedi porfitas a mi padre que fuera a decirle que moderara su tono de voz o ya que estamos, que tirara el teléfono por la ventana. Mi cara debió ser interesante cuando mi padre me comunicó que la vecina de al lado llevaba dos semanas de vacaciones en el pueblo. 



Así que si creéis que lo habéis visto todo, os invito a mi comunidad que es zoo y túnel del terror. que seguro que lo que es aburriros, no os aburriréis. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario